sábado, 21 de marzo de 2009

Bach


No soy quien para hablarte de música, pues soy bastante sordo, analfabeta del solfeo y una especie de boxeador con guantes para tocar cualquier instrumento. En pocas palabras, no entiendo si soca. Empero, nada me impide recordar el día de hoy la muerte de un anciano ciego, dedicado a su iglesia, a su numerosa familia y a la infamante incomprensión de su música que no cultivaba las vertientes de moda.

Johan Sebastian Bach fue un artista sedentario que tuvo una vida ordenada y parsimoniosa. De acuerdo a la tradición familiar, procrea 20 hijos en dos matrimonios: siete con María Bárbara y trece con Ana Magdalena, de los que en su vida adulta sobrevivieron diez. Tuvo la fortuna de contar con su segunda mujer, una artista sensible que se compenetró en su obra y fue el aliento de su más importante impulso creativo.

Después de tanto tiempo de su muerte el mundo clama por su obra. Las expresiones sobre su grandeza lo llevan a ser considerado uno de los más grandes artistas de la historia. Y fue su vida, discreta y prolífica, un ejemplo de coraje, creatividad y honradez que sobrevivirá las más duras pruebas del futuro. Muere este día de 1750, a los 65 años de edad.

Escucha y ve al maestro Rostropovich interpretando la famosa Suite num. 1:
http://www.youtube.com/watch?v=LU_QR_FTt3E


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada