lunes, 25 de octubre de 2010

Te vas Alfonsina


Conocí la canción de Alfonsina mucho antes de saber la existencia de Alfonsina Storni, la poetiza argentina. Canté sus versos mucho antes de entender lo de las caracolas del fondo marino, su suicidio. Cuando estuve enterado de todo, aprecié mejor los tristísimos matices de su poesía y de su vida. Nunca leí una biografía de Alfonsina, para qué. Me quedo con los pocos poemas que han llegado a mis ojos. Me quedo con su canción, hermosa y clásica en la voz de la tía Meche, de Nacha Guevara, de Tania Libertad.

“Para decirte, amor, que te deseo
sin los rubores falsos del instinto,
estuve atada como Prometeo,
pero una tarde me salí del cinto.

Son veinte siglos que movió mi mano
Para poder decirte sin rubores:
Que la luz edifique mis amores.
¡Son veinte siglos los que alzó mi mano!”

La tarde del 25 de octubre de 1938, Alfonsina Storni, la poeta argentina de los veinte siglos, tomó la difícil determinación de meterse al mar en busca de mejores poemas que, sin duda, encontró.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada