sábado, 16 de mayo de 2009

Paz


La vida el día de hoy es imparcial. Estoy alegre, estable. Mi olfato es parco pero mi mirada: un dechado de valor. Una mirada hacia el frente con la boca suspendida en una especie de sonrisa. Me gusta este día. Siento que tengo razón en creer en la humanidad, en ser optimista, soñador, confiado. Aunque todo lo vea con un espíritu irónico, con algo de humorismo y cierto sentimiento utópico. Sólo así creo en mi pequeña felicidad, tan insulsa y fragmentada, pero felicidad al fin; es una breve brisa de bienestar, es la paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada