lunes, 1 de junio de 2009

Marilyn


En Junio de 1955, en el estreno de La comezón del séptimo año, Marilyn Monroe vuela literalmente con sus faldas a reunirse con las estrellas.

Mientras la Liga de la Decencia obligaba al State Theatre de Nueva York a retirar la famosa fotografía de Marilyn sobre una rejilla del metro, el resto del mundo, que incluía a gobernantes, artistas, escritores, beisbolistas, políticos, la industria del espectáculo y la gente común, ansiaba tener, como dijo la revista Life, “un trozo” de ella.

Norma Morrison, su nombre verdadero, nació un primero de Junio de 1926 en un hogar humilde. Fue empleada de súper, miss de su pueblo, modelo del montón y en un golpe de suerte se convirtió en el símbolo viviente de la belleza americana. Marilyn Monroe tuvo una brillante y exitosa carrera en el cine, se casó con el escritor Arthur Miller, luego con el astro del beisbol Joe DiMaggio, e hizo una mala telenovela de la vida real con los hermanos Kennedy, hasta que el 5 de agosto de 1962, a los 36 años de edad, fue hallada muerta en su recámara. Entonces se entendió el verdadero sentido de aquella frase del Life: “A todos les gustaría tener un trozo de ti”, pues para realizar ese anhelo, debido a la demanda, era menester hacerla picadillo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada