lunes, 11 de octubre de 2010

México el invadible


En 1855, bajo el gobierno de Mariano Artista, México está en la lista de los países invadibles, casi por cualquiera. Ya tenía algunos años en ese plan. En 1853 el filibustero William Walker, tras aprehender a los jefes militares organizó un gabinete fast track y fundó la momentánea República de Sonora. Tras cuatro meses de dimes y diretes abandonó su afán y se entregó a las autoridades de San Diego, California.

El 11 de octubre de 1855, otro filibustero, ahora italiano, de nombre Juan Napoleón Zerman, proveniente de San Francisco, llega a La Paz, Baja California, con el pretexto de apoyar la Revolución de Ayutla que derrocó el gobierno de Santa Anna, lanza una “manifestación a todas las naciones”, que consistía en independizar la península de Baja California de la nación mexicana. A todo este sainete le llamaron “Espedición Zerman” (sic).

México era invadible, seis años después llegarían los franceses, los españoles no quitaban el dedo del renglón, los yanquis se frotaban las manos tras engullir más de la mitad del territorio, pero tampoco era para tanto; el italiano, tras intentar apoderarse por sorpresa de la Baja California, fue apresado con todo y barcos, gentes y pertrechos por las propias autoridades de La Paz. Sellaron la sentencia y expresaron:

- ¡El que sigue…!


Ref. Legisladores Federales al H. Congreso de la Unión 1917-2001
Gilberto Ibarra Rivera y José Carlos Cota Osuna
Primera edición, Gobierno del Edo. de Baja California Sur



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada