miércoles, 20 de octubre de 2010

Rete agradecido


El 20 de octubre de 1989 muere el Tenor Continental, también conocido como El samurai de la canción, Pedro Vargas, compadre de Agustín Lara y una de las voces tenores más reconocibles de nuestro santoral musical.

Don Pedrito fue un artista que siempre estuvo cobijado por su portentosa voz, lo que le permitió ser un actor, a mi juicio malón, acartonado y decididamente feo en su cuerpo de cachalote, de multitud de películas, en las que invariablemente se echaba sus rolas en medio de los tremendos culebrones; también fue conductor de su propio programa de televisión, que si mal no recuerdo fue nombrado con una frase vacía y absurda de su propia autoría: muy agradecido. Y eso fue Pedro Vargas, un hombre agradecido que disfrutó a plenitud su don sonoro y que supo aprovechar las oportunidades que le abrió en la industria del entretenimiento.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada