sábado, 9 de abril de 2011

Bucareli


Bucareli es el nombre de un célebre tratado nombrado así por haberse firmado en la famosa calle del centro de la ciudad de México donde ha tenido sus asientos desde tiempos remotos la secretaría de gobernación. También es el nombre del virrey 46 de la nueva España del que se conocen puras caricaturas. O eso creí al principio, para concluir que no son caricaturas, sino que Antonio María de Bucareli tenía el aspecto de una caricatura, eso sí, bien intencionada. Larga su cara como pirulí, nariz de gancho, cejas de comediante y ojos juntos, para no hablar del coqueto rulo de su blanca melena..


Bucareli fue un funcionario pulcro y se merece desde luego nominar una de las calles más emblemáticas de la política mexicana. Como virrey (jura el 22 de septiembre de 1771) promovió importantes mejoras administrativas y civiles, fundó hospitales, hospicios y apoyó investigaciones científicas sobre las riquezas de la Nueva España. Preocupado por las constantes inundaciones de la capital, inicia la construcción del canal de desagüe del Valle de México, labor en la que se halla cuando la muerte se lo encuentra a él, muriendo como virrey el 9 de abril de 1779, a los 62 años de edad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada