viernes, 18 de diciembre de 2009

Guajotitlán


En el despacho de don Pavón.

GUAJOADALUPE:

Don Pavón…

DON PAVÓN:

Lupita, qué gusto, ¿cómo te ha ido con tus huevitos?

GUAJALUPITA:

Bueno, pues muy bien. Mire, vengo a presentarle a mis ocho hijitos que nacieron hoy en la mañana. Pasen chiquitos, pasen a conocer a don Pavón.

DON PAVÓN:

Pero qué maravilla. Y los ocho, muy bien ¿eh? ¿Cómo se llaman, chiquitines?

GUAJALUPITA:

Díganle sus nombres a don Pavón, hijitos.

PICO:

Pico

TICO:

Tico

LICO:

Lico

QUICO:

Quico

NICO:

Nico

SICO:

Sico

FICO:

Fico

GERTRUDIS:

Y yo sor Gertrudis, don Pavón.

DON PAVÓN:

Pero qué belleza de pavita tenemos aquí. Y se parecen mucho todos ¿eh?

GUAJALUPITA:

Son igualitos a sus abuelos, don Pavón.

DON PAVÓN:

Seguramente que lo son ¿y qué vas a hacer con ellos, Lupita?

GUAJALUPITA:

Pues, don Pavón, usted sabe que somos gente pobre, pero que tenemos esperanzas en que este gallinero sea mejor. Yo apenas tuve la oportunidad de asistir a la primaria, pero quiero que ellos estudien para que lleguen a ser pavos de provecho y de bien. ¿Sabe dónde dan las becas que prometió Guajalderón, don Pavón?

DON PAVÓN:

Pues habrá que ir a la Guajosecretaría de educación, Lupita, ahí deben informarte al respecto. Pero ve pronto, pues los chiquitos tienen que agarrar su lugar en las escuelas disponibles.

GUAJALUPITA:

No podría pagar escuelas de paga, don Pavón.

DON PAVÓN:

Ve entonces, Lupita.

GUAJALUPITA:

Iré en este momento, don Pavón, muchas gracias. Vamos, muchachos, despídanse de don Pavón.

En la Guajosecretaría de educación.

GUAJALUPITA:

Buenas tardes, don Chucho, quería ver lo de las becas que prometió Guajalderón.

DON CHUCHO:

Tienen que venir los dos padres a tramitarlas, guau guau…

GUAJALUPITA:

Pues justamente yo soy la mamá de estos pollitos. Si me pasan unas formas puedo irlas llenando, son muchos, como usted ve.

DON CHUCHO:

No sé si se pueda, el requisito es que ellos deben de querer estudiar, no sólo porque sus padres los traigan a la es cuela. Si no, no hay becas.

GUAJALUPITA:

Bueno, pregúnteles usted mismo, don Chucho. ¿Quieren estudiar, hijitos?, pregunta el señor.

POLLOS

Pi pi pi pi pi pi pi pi pi…

GUAJALUPITA:

Lo ve…

DON CHUCHO:

Pero son muchos, nomás le voy a poder dar tres becas. Deben alcanzar para todos los pollos de la granja, señora. Tenemos que atender no sólo a sus hijos. Gua gua gua…

GUAJALUPITA:

Pero no es justo, no pueden quedarse cinco de mis hijitos sin estudiar.

DON CHUCHO:

Son las reglas, pavita ¿nombres?

PICO:

Pico

TICO:

Tico

RICO:

Rico

CHICO:

Chico…

DON CHUCHO:

¡Ya ya ya ya…! ustedes los pollos de llaman todos igual: Pico y Pico. A ver, firme aquí.

GERTRUDIS:

Y yo me llamo Gertrudis, don Chucho. Y también quiero estudiar.

DON CHUCHO:

No, ya no entras, muchacha, nomás Pico, Pico y Pico o como se llamen. Los que siguen, guau guau guau…

GUAJALUPITA:

Pero esto es un insulto. Me quejaré por guajointernet.

DON CHUCHO:

Muévase, señora. Los que siguen.

GUAJALUPITA:

Esto no se va a quedar así, don Chucho, ya verá, mis hijos tienen que estudiar.

DON CHUCHO:

Guau guau guau

GUAJALUPITA:

Vamos chiquitos, vamos…

(faltan cinco días para…)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada