domingo, 13 de diciembre de 2009

La santa moda


Este día se festeja a Santa Lucía, que de acuerdo a mis indagaciones se trata de la patrona de los modistas. Como lo oyes. Esa gruesa cadena de la vanidad humana ha sido convenientemente protegida por la iglesia católica romana, históricamente preocupada por los púrpuras cardenalicias y los elegantes hábitos de las jerarquías.

¿Quién fue Santa Lucía? Mi investigación no llegó tan lejos, por desgracia, pero debe haberse tratado de una santa dama de la corte religiosa cuyas manos produjeron, además de bondad, toda clase de artísticas prendas que ataviaron a sus santidades y que, con los años, fueron premiadas con la inmortalidad de ser santo.

Por desgracia, nunca he sido devoto de Santa Lucía. Mi vestimenta se ha limitado, a lo largo de la vida, a pantalones de mezclilla y camisas convencionales de Aurrerá. De los zapatos ni hablar, siempre han sido un desastre. Si a esto le agregas las recurrentes crisis económicas cierras el círculo de la antimoda, que avergonzaría a Santa Lucía y a todas las santas canonizadas por las revistas Vouge y Vanidades. No, nada más lejano de mi fe que la santa que hoy festeja en su elegante santuario, lo que no quita que tenga bastantes seguidores y, sobre todo, seguidoras.


¡Santa Lucía me ampare!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada