martes, 9 de marzo de 2010

Columbus


La madrugada de hoy de 1916, Francisco Villa y cien de sus hombres, sigilosos, llegan hasta el centro de Columbus, Nuevo México, y atacan por sorpresa el campo Furlong, prendiendo fuego a algunas casas y matando a cuanto transeúnte empillamado aparece en su camino.

Ciertamente no es el ataque más heroico de Villa, pero sí el único ataque que ha sufrido el territorio continental de los Estados Unidos por un ejército extranjero. Durante once meses, el famoso general Pershing perseguirá por suelo mexicano a un fantasma llamado Pancho Villa que, como buen fantasma, nunca aparecerá.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada