miércoles, 10 de marzo de 2010

El malhadado imperio


La tarde de este día de 1867 inicia el Sitio de Querétaro.

Las fuerzas republicanas de Benito Juárez, coordinadas por los generales Mariano Escobedo y Ramón Corona, cierran el cerco sobre la ciudad de Querétaro donde se hallan refugiadas las fuerzas imperialistas de Maximiliano, con el propio emperador a la cabeza, a quien acompañan sus ministros y generales Márquez, Miramón, Mejía y Santiago Vidaurri, además de nueve mil elementos de tropa.

Inicia así el lento deterioro de ese sueño europeo que llegaría a su fin a mediados de año.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada