domingo, 25 de abril de 2010

El hastío es pavorreal


Raúl se distancia del radio. No quiere seguir teniendo fajes malos con Rommy y está ofendido con el interés de Alma por Guillermo. Por otro lado, Andrea Valerdi, que se ha mostrado insospechadamente accesible, puede tener sentido como relación para Raúl. Esta misma semana se acuestan en un motel.

Alma y Guillermo viven su propia batalla. La ha llevado a cafés y han hablado de sus posibilidades. Raúl es optimista, pero Alma duda mucho de si Guillermo realmente le interesa y se muestra poco receptiva. La noticia del “acostón” de Raúl con Andrea, cuando acaba de creerlo, la destroza.

Don Manuel convalece y verá sucesivamente a Vicky, a Servando y a su propio hijo. Los chismes corren y don Manuel, “aún en su estado”, tendrá que limar asperezas entre el ingeniero y el del sindicato, que ha estado invitando a Manuel chico a realizar negocios turbios con la música. Concretamente, que payolee con una empresa musical de Monterrey.

Fade in “María Félix es la primera mujer moderna que alcanzó el estatus de diosa. Su voluntad fue el suceso. Una sola mirada movía infinidad de voluntades. Una diva, pues. Su grandeza se mantuvo en la pantalla por treinta años, luego fue una especie de embajadora mexicana en el extranjero. María, la Doña, cuyo ego desproporcionado le permitió darse el lujo de grabar este disco ridículo en los años noventa. Como puede escucharse, la anciana María berrea en trece números para demostrar que ella era capaz de todo, que estaba más allá de la fragilidad humana, al grado de la ceguera. Basta, Operador, por favor, pasemos a otra cosa…” Fade out



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada