sábado, 10 de abril de 2010

Trieste




En 1864, elegantemente vestida, llega este día al castillo de Miramar, en las cercanías de Trieste, una delegación mexicana encabezada por Joaquín Velázquez de León, José María Gutiérrez de Estrada, Ángel Iglesias y José Hidalgo, para solicitar al príncipe Maximiliano de Habsburgo y a su esposa Carlota Amalia, aceptar ser los emperadores mexicanos.

Los nobles austriacos aceptan. Napoleón III (el de la foto), que es coautor de esta trama, impone a Maximiliano las condiciones militares de la intervención.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada