domingo, 31 de octubre de 2010

Calaca


Blanca Alcalá
(Alcaldesa de Puebla)

Fue una triste confusión
Tergiversaron encuestas
Pocas sumas, muchas restas
Provocaron su exclusión.

Como un ángel dulce y tierno
Ella miraba hacia el cielo
Nunca pensó en el recelo
Que se caldea en el infierno.

Con candidez la alcaldesa
Descuidó la ley terrena
No basta con ser muy buena
Hay que cuidar la cabeza

Pidió entonces ir al PRI
por lo menos al Senado
“Blanca tu hora ha llegado
es hora de irte de aquí”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada