sábado, 30 de octubre de 2010

El regreso de Tarik


La prensa española informa hoy sobre un presunto falso crimen de un adolescente musulmán a manos de la Guardia Civil, como remanente de los disturbios ocurridos durante la semana en Melilla y la muerte de un joven saharaui. La fecha coincide con un aniversario más de la reconquista del territorio por parte de los cristianos españoles en el siglo XIV.

A la caída del imperio Romano, por el año 400, España pasa a ser dominada por oleadas de pueblos invasores como los suevos, vándalos o alanos, y más tarde los visigodos, que duraron tres siglos, hasta que las huestes árabes de Tarik los derrotaron en la batalla de Guadalete, en el año 711.

Lo que hoy es España vivió los siguientes siete siglos bajo la dominación árabe, al principio de Damasco y posteriormente en el largo dominio de la dinastía Omeya. Ahí dejaron una cultura de la que los europeos nunca pudieron sustraerse y que puede observarse en cada rasgo cultural.

El 30 de octubre de 1340, fuerzas cristianas de Castilla y Portugal derrotan a las musulmanas en la batalla del Salado, una de las más decisivas de la Reconquista de la Península Ibérica frente a los árabes. No obstante, los musulmanes estarían ahí hasta la derrota de Granada, en el año 1492.

Visto desde esa perspectiva, se entiende la temeraria promesa del polémico líder musulmán Osama Bin Laden, actualmente en guerra con los Estados Unidos, de recuperar Granada, Córdoba y las Galias. Que Dios (o Alá) los agarre persignados.



En la imagen la Gran Mezquita de Córdoba.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada