miércoles, 17 de noviembre de 2010

Artisteo


Tengo el gusto de hacer extensiva la invitación a la exposición Viajando en color, exploración del color, la forma y los números, de Teo Noyola Méndez, un artista que he tenido el gusto de ver crecer y madurar en sus diversas etapas como pintor y arquitecto, y que ahora nos regala una exposición de su última producción que no conozco pero que, se prevé, está cargada de matices y tonalidades, a juzgar por el póster de la invitación.

Querido Teo, no podré estar en la inauguración, pero haré todo lo posible por acudir a Chalco a echarle un ojo a este acontecimiento. Estoy pleno de orgullo y espero de todo corazón que sea el despegue de un vuelo vital de abundantes colores y placer. Como tú sabes, el éxito no es la exposición en sí, sino cada uno de los trazos en los que deja uno sangre, corazón y lágrimas; el éxito es la línea. O el instante en que esa línea se prolonga obedeciendo el impulso de la mano. El éxito es el punto –diría Kandinski-, que nos lleva al inicio de la creación. No importa. En este mundo tan confuso y caótico, el éxito es ser un artista pleno y libre, desentendido de sus consecuencias. ¡Salud!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada