jueves, 4 de noviembre de 2010

El fistol de Payno


El 4 de noviembre 1894 muere Manuel Payno, periodista, poeta, historiador, diplomático y político.

Fue ministro de Hacienda en los gobiernos de José Joaquín de Herrera y de Ignacio Comonfort. También fue diputado y senador.

Payno es uno de los escritores costumbristas de la literatura mexicana del siglo XIX, destacan sus obras El fistol del diablo y Los bandidos de Río Frío, que ha sobrevivido los embates del tiempo y todavía es lectura obligatoria en las secundarias del país, pero no sólo eso, también es una obra divertida e ilustradora de la vida de los mexicanos de la segunda mitad de siglo XIX.

Hay una historia familiar de Manuel Payno poco tratada por sus biógrafos, que es su amistad y sociedad comercial con don Juan de la Granja, introductor del telégrafo a México, que posiblemente fue clave en el conocimiento del escritor de la zona boscosa que rodea a Río Frío y se prolongaba hasta las afueras de Chalco, que es el escenario donde de desarrolla su famosa novela. Sucede que Payno anduvo acompañando a don Juan por esos lares con el objeto de escoger los mejores “palos” para la colocación de los hilos telegráficos hacia 1850, 51.

Ambos subieron y bajaron innumerables veces las laderas boscosas de aquellas montañas eligiendo los postes que soportarían la primera comunicación eléctrica mexicana, que sin duda fue una inspiración geográfica fundamental para la elaboración de su novela. Don Juan murió muy poco después, en 1853, pues era un hombre anciano y enfermizo, mientras que Payno, que tenía sociedad con él en una imprenta instalada en Atlixco, Puebla, envejeció con paciencia hasta que un día como hoy, 41 años después, falleció por su cuenta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada