jueves, 18 de noviembre de 2010

El Pocaluz iluminado


El 18 de noviembre 1898 nace en Saltillo, Coahuila, uno de los más grandes actores del cine nacional, miembro de una destacada familia de artistas: Andrés Soler, que participó en decenas de cintas clásicas, otras de medio pelo y muchas prescindibles.

Sin menoscabo de sus hermanos, Andrés es mi actor favorito de entre los Soler, genial en su papel de ranchero norteño. Flaquito y fisfirichito, don Andrés era versátil y eficiente lo mismo en el drama que en la comedia, aunque es en esta última donde se destaca a lo largo de muchos años, en una larga carrera que inicia más bien tarde, a los 37 años de edad.

Andrés Soler fue lo mismo charro que médico, abuelo, papá, tío muchas veces, general, capitán, presidente, diablo, borrachín, sacerdote, diplomático francés, conde italiano y hasta japonés. El Pocaluz fue un personaje que interpretó en tres filmes consecutivos en 1958 (A tiro limpio, La ley del más rápido y El Puma).

Entre 1935 y 1968 el mudable actor participa en importantes papeles co-estelares en 74 producciones. Apasionado y laborioso termina su última película unos meses antes de su muerte en 1969.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada