martes, 7 de diciembre de 2010

Manzanero 75


El 7 de diciembre de 1935 Yucatán era tan lejano como el planeta Marte; los antiguos aires de la trova y el reciente crimen -dos años antes-, del cantante Guty Cárdenas, daban a esta región un aire de misterio y exotismo muy apreciado en la época.

Era el ambiente donde nació Armando Manzanero, maestro del romanticismo mexicano, que en los últimos 60 años ha mantenido a raya lo mejor de nuestra cursilería y las ruidosas palpitaciones de los amantes mexicanos.

En julio de 1993 fui comisionado por la estación de radio donde trabajaba para entrevistar a Armando Manzanero. La entrevista ocurrió en el Auditorio La Reforma. Manzanero tenía 58 años de edad y en verdad no se le notaban, salvo en unos ojos muy tristes (¿cómo de santo?) circundados por enormes y arrugados párpados. Su rostro sin embargo iba adornado con una media sonrisa que desde el cansancio de su largo viaje hacía todo lo posible por ser cortés. Este es un fragmento de aquella entrevista.

“Qué tan famoso es”, le pregunté.

Su primera respuesta fue más bien áspera y se defendió con discreta cautela de la posibilidad de ser un verdadero maestro. Tampoco el ídolo internacional que presumíamos los mexicanos. Todo era a una escala más modesta, afirmó. Para no hablar de las ganancias de sus discos si se comparaban con “monstruos” comerciales de la talla de Willie Colón o Rubén Blades. Sin embargo, desde 1952 Manzanero ocupó un lugar en el Primer festival de la canción en Miami; en los 70 fue nominado al Grammy y entre sus intérpretes figuran cantantes de la talla de Frak Sinatra, Tonny Benett. Eydie Gormé, Perry Como, Eugenia León, Luis Miguel y muchos más. A una pregunta expresa sobre la década de su nacimiento, respondió:

“Sí, indudablemente que sí, pero más que la década de mi nacimiento, en realidad, la época que me hubiera gustado vivir sería antes de la Revolución. Si hubiera nacido siempre como nací, en Mérida, de todos modos hubiera tenido yo la influencia de mi país…, perdón, de mi tierra. Poco me enteré yo de las canciones revolucionarias, poco me enteré de la canción épica. En realidad, cuando yo empiezo a tomar conciencia de la música, conozco la música que hasta la actualidad todavía sigue vigente, en estados musicalmente tan importantes como es Yucatán”.

Armando Manzanero era muy famoso desde que yo fui niño en los años sesenta, cuando todo lo relacionado al amor era una referencia a sus canciones: si éramos novios, si llovía en la tarde, si aprendíamos algo, si apagábamos la luz.

Este día Manzanero cumple 75 años. Salud maestro, que se conserven frescas nuestras emociones y no existan ilusiones que lleguemos a perder.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada