jueves, 27 de enero de 2011

Amadeus


El 27 de enero de 1756 en Salzburgo, Austria, nace un niño que perdió la inocencia casi de inmediato para convertirse en un genio admirado por todos y condecorado a tiernas edades: Wolfang Amadeus Mozart.

Su talento prodigioso fue revelado a los cuatro años de edad, cuando ya tocaba el clavecín. Tenía una memoria musical fuera de todo orden. A los once años, con sólo dos veces de escucharla, copió íntegro el Misere de Allegri; tocaba también el violín, y a los seis años improvisaba obritas para su padre, un estricto compositor de Salzburgo.

A los 35 años, Wolfang Amadeus Mozart murió de una fiebre infecciosa. Terminaban tres décadas de glorificación, que de alguna manera ayudó a configurar lo que sería el artista moderno.

Dos siglos y medio después, tan campante, Wolfang Amadeus Mozart vive su inmortalidad como un clásico inamovible de la historia musical.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada