martes, 22 de febrero de 2011

Heroísmo incómodo


El 22 de febrero de 1847 se inicia la Batalla de Angostura entre mexicanos y texanos, los primeros comandados por Antonio López de Santa Anna.

No fue una batalla de papel, catorce mil mexicanos pelean durante 48 horas contra siete mil texanos en diferentes frentes. No obstante la superioridad de la artillería yanqui, el mayor número de mexicanos obliga a breves victorias aquí y allá. Sin embargo, la victoria nunca es total.


A Santa Anna se le califica de traidor, pero no lo fue. Tal vez fue ineficaz, incompetente, víctima de su propia beligerancia, pero intentó la defensa de la patria y le costó una pierna; pero eso es lo de menos, el verdadero costo para él fue el de resultar el héroe incómodo de la nuestra historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada