sábado, 12 de febrero de 2011

Un día común


Hay días con sombras y días sin sombras. Días en los que no pasada nada, y otros que parecen ser fechas decisivas de la humanidad o parte de ellas. Días en el que nacen y mueren seres humanos que desbrozaron su realidad y la modificaron, para beneficio de todos.

El 12 de febrero de distintos años ocurrieron tres nacimientos que cambiaron el mundo a su manera: en 1473 nace Copérnico, astrónomo polaco que demostró el doble movimiento de los planetas, sobre sí mismos y alrededor del sol; en 1809 nace Charles Darwin, naturalista y fisiólogo inglés, autor de la célebre teoría de la evolución de las especies, llamada darwinismo; también, este día nace Abraham Lincoln, que descubrió que era posible prescindir de la esclavitud.

Mueren un 12 de febrero, por su parte, en 1804 el filósofo del criticismo, Emmanuel Kant; en 1979 el cineasta francés Jean Renoir y en 1984 el escritor argentino de Rayuela y Bestiario: Julio Cortázar.

El 12 de febrero es un día común y corriente. Pero no.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada