jueves, 3 de marzo de 2011

Maxiordenamientos


Entre las cosas positivas ocurridas durante el imperio de Maximiliano de Habsburgo fue la contratación de especialistas para la elaboración de controles administrativos que llenaban profundos huecos para una efectiva acción de gobierno.

El 3 de marzo de 1865, aprovechando la Carta de la república de Antonio García Cubas, Manuel Orozco y Berra elabora la Ley sobre la división territorial del Imperio de México, que establece una división de 50 departamentos y que este día es decretada por el propio emperador Maximiliano. Esta ley en particular no duró mucho tiempo, pero hubo otras, como el reglamento interno del telégrafo, que prácticamente puso la base para su funcionamiento en la vida útil del sistema, que duró un siglo y medio.

Cuando Maximiano toma el poder vio el potencial político y estratégico de la comunicación telegráfica; instruyó al ministro de Fomento, Manuel Robles Pezuela, a estudiar la posibilidad de que su gobierno fuera propietario de las líneas telegráficas con el objeto de ganar control en las provincias. El ministro Robles fracasó, no había dinero suficiente para tal cosa, pero en el estudio que hizo pudo enterarse de los detalles de funcionamiento telegráfico que le permitió elaborar un reglamento interno que fue la base para la administración de la posterior Dirección de Telégrafos Federales. El reglamento de Maximiliano, a catorce años de haberse iniciado la telegrafía en nuestro país, fue el primer reglamento en la historia mexicana del sistema en donde se incluyen la totalidad de sus mecanismos técnicos y administrativos, que seguirían observándose, casi sin cambios, hasta el mismo día de su cancelación, en 1992. *


* MEMORIA de la Secretaría de Fomento a Maximiliano I por el Ministro de Fomento Luis Robles Pezuela, Año 1865, p. 93. En el Archivo General de la nación, Galera V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada