miércoles, 4 de mayo de 2011

Titoísmo



Sin imaginar el desastre que significó su muerte para el país que gobernó por décadas, este día de 1980 muere Tito, estadista de la Guerra Fría que hizo posible la estabilidad en un lugar en donde parecía imposible...

Josip Broz, "Tito", que nace en el vetusto Imperio austrohúngaro en 1892, es uno de los personajes más fascinantes de la segunda mitad del siglo XX, el único que fue capaz de imponer su personalidad a los aliados y a los propios soviéticos al terminar la Segunda Guerra Mundial, cuando fundó en heterogéneas naciones una federación socialista llamada Yugoslavia, que por supuesto dirigió los siguientes 56 años. Fue ahí donde fundó y también dirigió- el Movimiento de los Países no Alineados.

Hombre polémico como el que más, Tito fue acusado de horrendos crímenes y excéntricos placeres poco proletarios que disfrutó con fruición. Y un culto a la personalidad sólo comparable con los grandes tiranos de la historia. Su muerte comenzó con el año 1991, cuando le fue amputada una pierna, acción que no logró contener la gangrena que le quitó la vida este día a la edad de 87 años en Liubliana, actual Eslovenia. Se dice que tuvo el mayor funeral de la historia con la presencia de medio centenar de presidentes, reyes, príncipes y primeros ministros y decenas de cancilleres de 128 países.

Su enorme poder no sólo fue evidente el día de su entierro, sino en las semanas y los meses siguientes, cuando la orgullosa Yugoslavia se disolvió en intereses y rencores étnicos que llevaron a la región a una de las peores experiencias bélicas de las últimas décadas, a un gran costo humano y material, que sólo se contuvo con la intervención de la ONU y la desmembración del territorio en seis naciones que configuran hoy la geografía de la antigua Yugoslavia: Bosnia/Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro y Serbia, además de Kosovo que aún lucha por abandonar a Servia y formar la república de Kosovo.

Una muerte cara la de Tito, como las que más.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada